TEMA 13 - PROGRESIONES Y SERIES DE 6as

 

 

 

Dentro de la Armonía Tonal Clásica, las Progresiones y Series de Sextas son prácticamente el único procedimiento en el que puede dejar de operar la funcionalidad tonal. Las progresiones constituyen un recurso muy frecuente, usado por los compositores para generar impulso en el discurso musical.

 

 

 

1. PROGRESIÓN DIATÓNICA

 

 

- Se denomina progresión a la repetición de un modelo a diferentes alturas. Según la dirección de la repetición, se consideran ascendentes o descendentes. Sus características se detallan a continuación:

 

- El modelo contiene 2 ó más armonías diferentes.

- El intervalo de repetición suele ser siempre el mismo. Lo más habitual es una 2ª ó una 3ª.

- Además del modelo, suele haber de 1 a 3 repeticiones.

- Es frecuente que las repeticiones no presenten funcionalidad armónica. Dicho de otra manera, no concuerden con el Sistema Armónico Básico. Por ello, escribimos entre paréntesis sus grados.

 

 

Gráf.13-01

 

 

- La progresión del ejemplo anterior se denomina diatónica porque las repeticiones se encuentran dentro de la tonalidad de partida. En consecuencia, en ellas los intervalos no coinciden exactamente con los del modelo.

 

- Como se especifica en las características, es frecuente que en las repeticiones se anule la funcionalidad armónica. Se recupera en el momento en que se rompe la progresión.

 

- El ejemplo de progresión arriba planteado es muy frecuente, y se conoce como "progresión por quintas", porque las fundamentales de todos los acordes que van apareciendo se encuentran en relación de quinta.

 

 

2. PROGRESIÓN MODULANTE

 

 

- Si en las repeticiones conservamos las funciones armónicas del modelo, situando cada repetición en una tonalidad diferente, obtendremos una progresión modulante. En este caso, las repeticiones incluirán alteraciones diferentes a las del modelo, por haber modulado respecto a aquél:

 

 

 

Gráf. 13-02a

 

 

 

- Como se observa en el ejemplo anterior, que también sería una "progresión por quintas", aparte de modular en cada repetición, la progresión finalmente conduce a una tonalidad distinta a la de partida. Pero, una progresión modulante también puede finalizar en la tonalidad inicial. A estas progresiones se les denomina introtonales:

 

 

 

 

Gráf. 13-02b

 

 

 

- En definitiva, las progresiones modulantes pueden ser muy útiles para modular  fácilmente, incluso a tonalidades muy lejanas de la de partida. O simplemente para crear cambios de "color armónico", en el caso de progresiones introtonales.

 

 

3. REALIZACIÓN DE PROGRESIONES A 4 VOCES

 

- De los ejemplos anteriores puede deducirse cómo debemos realizar una progresión:

 

1º - Es fundamental plantear un buen modelo. Los modelos que mejor resultado ofrecen son aquellos que contienen alguna relación de 4ª ó 5ª entre sus acordes, como  I - V ,  V - I  ó  I - IV

 

2º - El modelo ha de realizarse de manera que al enlazar con la repetición no se produzca ningún defecto (5as, 8as, etc...). Es más, cuanto más cuidado sea el enlace entre el modelo y la repetición, más convincente sonará la progresión. Esto es especialmente importante en las progresiones modulantes.

 

3º - Si la progresión es ascendente, hay que partir de una posición baja de las voces para no sobrepasar las tesituras. Y viceversa!

 

4º - En las progresiones modulantes, debemos controlar hacia que tonalidad queremos llegar, y plantear el modelo y las repeticiones de manera que nos conduzca hacia ella.

 

 

4. PROGRESIONES EN LA LITERATURA MUSICAL

 

- En los puntos anteriores se ha descrito las progresiones desde el punto de vista de su estructura armónica. Pero, en la literatura musical, las progresiones suelen estar desarrolladas temáticamente. Y ese desarrollo colabora muy intensamente a establecer el sentido de progresión. Aquí se presentan dos ejemplos:

 

Progresión diatónica:

 

Gráf. 13-04a

J.S. Bach, Preludio 21 del Clave Bien Temperado I.

 

 

Progresión modulante:

Gráf. 13-04b

Beethoven, 1er Mvto. de la Sonata Op.49 Nº1

 

- Además, es frecuente que las progresiones contengan irregularidades. Eso, les puede aportar más interés. Se pueden observar en el ejemplo de Beethoven.

 

 

5. SERIES DE SEXTAS

 

- La serie de sextas es un procedimiento con un cierto parecido a una progresión, en la cual el modelo es un único acorde en primera inversión. Este acorde se repite a distintas alturas y en una sucesión en la que predominan los grados conjuntos.

 

Gráf. 15-5a

 

- Al igual que las progresiones, las repeticiones intermedias carecen de funcionalidad armónica.

 

- Cuando se utiliza a 4 voces, se suprime una de ellas y las voces superiores se disponen de tal manera que aparezca un intervalo de 4ª, no de 5ª, para evitar las 5as seguidas.

 

- En la literatura musical las series de 6as aparecen muchas veces tematizadas. Puede observarse en el siguiente fragmento:

 

Gráf. 13-5b

Beethoven, 2º Mvto. de la Sonata Op.2 Nº1

 

 

6. EJERCICIOS

 

- Armonizar las siguientes voces de soprano, realizando las progresiones señaladas.

 

- En el Ejercicio Nº2, realizar una flexión al relativo mayor antes de la primera cadencia. La progresión modulante conduce a Si Mayor. Debe retornarse a Mi menor después de la segunda cadencia, modulando por transformación.

 

- En el Ejercicio Nº3, completar la progresión, llegando a Sol menor, y haciendo una cadencia en esta tonalidad. Posteriormente, añadir una progresión modulante descendente que finalice en la tonalidad original. Concluir el ejercicio con una cadencia perfecta reforzada por una 6ª y 4ª cadencial.