Sobre los Temas de Armonía
linea clara.jpg (789 bytes)
Estos temas de armonía, que constituyen un manual completo, han sido concebidos como material de iniciación a la Armonía Tonal Clásica.

Su redacción se encuentra motivada por el déficit de métodos de armonía actualizados en lengua española. Bastantes de los manuales de armonía existentes en esta lengua anclan sus raíces en el siglo XIX, cuando predominaba de forma exclusiva la música clásico-romántica, y casi todos desarrollan un estudio tremendamente exhaustivo de dicho estilo. Sin embargo, la realidad musical de nuestro siglo XXI globalizado se encuentra marcada por la coexistencia de multitud de tendencias musicales: música clásica, antigua, contemporánea, pop-rock, jazz, étnica... Y el estudio de la Armonía Tonal Clásica supone una muy buena base para abordar cualquiera de ellas.

Es precisamente, con esa orientación de "base", como han sido redactados estos temas, tratando de presentar y practicar los aspectos fundamentales de la Armonía Tonal Clásica de manera clara, sencilla, y sin entrar en excesivos detalles, los cuales quedarían para unos posteriores estudios de especialización. No obstante, sí mantienen el objetivo (cuando se encuentren completamente redactados) de resultar suficientemente completos como para permitir la comprensión de la mayoría de recursos armónicos que puedan aparecer en obras de los periodos Barroco, Clásico y Romántico.

Se encuentran dirigidos a estudiantes de Estudios Profesionales de música, que en España cuentan con una edad media de unos 14 a 16 años. Por ello, se ha procurado que la redacción resulte especialmente clara, organizados en temas con una con una carga didáctica más o menos equivalente. Al final de cada tema se incluyen unos pocos ejercicios, planteados según las siguientes premisas:

  • La primera, resultar suficientes como para que su realización garantice la asimilación de los conceptos presentados en el tema.

  • La segunda, huír del típico ejercicio-acertijo, que depende de alguna idea feliz para poder realizarlo. Por ello, se ha procurado que todos los ejercicios resulten claros en sus planteamientos, y no contengan más dificultades que las mínimas necesarias para trabajar los contenidos del tema.

Como es tradicional, toda la exposición de la teoría, y la mayoría de los ejercicios, se realiza sobre estructuras corales. Aunque es posible la enseñanza de la armonía sobre otros soportes polifónicos (piano, guitarra, ...), seguimos considerando óptimas las estructuras corales por su claridad en la conducción de voces y las duplicaciones, así como por su posterior capacidad de desarrollo en texturas o formaciones instrumentales variadas, siguiendo las teorías schenkerianas.

Por último, es deseable que la enseñanza de la armonía incluya prácticas no mencionadas en los temas: realización de pequeñas composiciones, análisis, dictados armónicos, improvisaciones, juegos, audiciones, etc... Estas prácticas resultan imprescindibles para una adecuada comprensión del papel de la armonía en el hecho musical. Y también es por servir de soporte a ellas por lo que se han redactado estos temas. El contar con una exposición clara de la teoría armónica permite a los alumnos adquirir, en el mínimo tiempo posible, una base teórica sólida sobre la que poder desarrollar todo tipo de actividades creativas.